cargando Eventos

LObsesión por la perfección estética nos aleja del yo auténtico, del alma, y ​​de la verdad. Y nos adormece en un profundo pesadilla surrealista: la vida diaria con sus conflictos banales y nuestras ridículas aspiraciones. La vida es un espectáculo increíble.